La MontañaLa Montaña
 Chemi Chemi
Estas en » La Montaña » Archivo de Relatos » Octubre 2006 » Pedals De Foc
sábado 21 de octubre de 2006, 22:00:00
Pedals de Foc
Tipo de Entrada: RELATO | 1 Comentarios | 6349 visitas

Ruta en BTT alrededor del Parque Nacional de Aigüestortes. 12, 13 y 14 de octubre de 2006. 220 km. 5700 m. de desnivel positivo.


[+] click para ampliar


[+] click para ampliar


[+] click para ampliar


[+] click para ampliar


[+] click para ampliar

1ª etapa: Jueves 12 de octubre.

Refugi de Conangles - Les Esglèsies. 80 km.

 

Llueve a mares en Barcelona. Mi colega Josep me recoge a las 5’30 AM, cargamos las bicis en el coche y una vez más partimos a sufrir y a disfrutar de la bici.  Es una sensación conocida. Nos conocemos desde niños, empezamos a darle caña a la bici juntos, hace más de 15 años, cuando empezaba esto de la bici de montaña en nuestro país. Desde entonces hemos vivido muchas carreras, viajes y aventuras.

 

A las 9 llegamos al refugio de Conangles, en la Boca Sud del Túnel de Vielha. Allí nos esperan Doménec y David, que ya han recogido los road-books y los obsequios que te dan (un buff, un power-bar, ...). Ellos han dormido en Vielha y les han traído en coche. Ventajas de estar casado con una aranesa.

 

Bienvenidos al infierno: temperatura 4ºC, llueve de manera insistente y no parece que vaya a levantar. La pereza nos invade, daría lo que fuese por estar en mi camita. Pero ya no hay vuelta atrás.

 

Acabamos de preparar las bicis, sellamos el road-book (control 1), y montamos el equipaje. Forramos de fundas y bolsas de plástico las alforjas y mochilas. El agua empapa nuestros pantalones, nos encharca los pies, y se va filtrando por las costuras de los chubasqueros. Todavía no hemos salido y ya estamos calados hasta los huesos.

 

Finalmente, con un retraso considerable nos ponemos en marcha. El inicio no puede ser peor. La lluvia hace que vayamos muy despacio, ya que el primer tramo del camino es muy pedregoso y resbaladizo. David pincha a los pocos kilómetros y hay que reparar (yo acaricio mis queridos tubeless). Después mi portaequipajes empieza a bailar: con la lluvia se ha ido escurriendo el trozo de cámara que puse para fijarlo a la tija, así que va de lado a lado.

 

Son las 12 y sólo estamos en Vilaller. Dios mío, ¡¡ habrá que correr mucho para llegar a Les Esglèsies a tiempo !! Almenos ha dejado de llover. Ahora el agua sólo la llevamos por dentro.

 

El primer collado de la ruta (Coll de Seserres, 1354 m.) se hace bien. A pesar del peso extra son sólo unos 5 km. y algo más de 400m. de desnivel. Lástima que mi portabultos vaya a su bola. Bajamos hasta Llesp, ya en el valle de Boí, y desde allí iniciamos la subida hacia Irán (Control 2). Hacemos otro  puertecillo que ya se hace más duro (Coll de Sant Sanvaldor, unos 500 m. de desnivel), y los kilómetros en las piernas se empiezan a notar. Arriba las vistas son excelentes. Descendemos hacia los pueblos de Raons y Malpás y desde allí subimos hasta el eataurante-casa rural L’Abadia (control 3). Son unos 3 km de asfalto con unas rampas bestiales que nos dejan tocados. Ésta será la tónica de la ruta: sube-baja continuo. Ni un llano prácticamente.

 

Como vamos muy justos de tiempo hoy no podemos ni parar a comer, así que tiramos todo el día con barritas, geles y porquerías por el estilo. El tercer y último puerto del día es muy duro. Pasamos los colls de Menal, Peranera y Fades. Son unos 6 km de subida continua que se hacen eternos, con unos 400 m. de desnivel desde L´Abadia, unos 600 m. desde la carretera. Encima Josep nos va metiendo prisa, con razón, porque todavía queda bastante y si oscurece las vamos a pasar canutas.

 

El final de la subida personalmente se me hace muy duro. Mi rodilla, que desde hace tiempo tengo tocada, se resiente y me empieza a doler y tengo las piernas agarrotadas. Paso una crisis tipo PerdicoDelgadoenelTourdeFrancia, pero me sobrepongo y acabo la subida como puedo … arrastrándome como una lagartija pero sin bajarme de la bici (si me bajo me quedaría tan clavado que tendrían que llamar al 112).

 

La bajada sirve para descansar un poco, aunque hay algún repecho (Colls de Sas y Sant Pere). Pasamos los pueblos de Erta, Sas y Sentís, y casi al final Doménec parte literalmente su portabultos. Llevaba bastante peso y no ha aguantado el traqueteo. Así que se tiene que cargar la mochila a la espalda. Suerte que queda poco.

 

Al final, por una lectura errónea del road-book hacemos 2 km extra de subida. Media vuelta y llegamos a Les Esglèsies a las 19:00. Bastante hechos polvo, pero contentos.

 

La cena es fantástica: “pa amb tomàquet”, macarrones, lomo, butifarra y ensalada. Un buen porrón de vino y de postre frutos secos.

 

Sólo hay tiempo para improvisar una solución al tema de los equipajes: Doménec se ha quedado sin portabultos y el mío es casi inservible. Así que dividimos los equipajes, nos quedamos algunas cosas y las otras las “facturamos” con la organización hacia Espot, final de la segunda etapa.

 

 

 

2ª etapa: Viernes 13 de octubre.

Les Esglèsies - Espot. 65 km.

 

Que bien, hoy es mi cumpleaños y yo aquí perdido en medio del monte sufriendo encima de la bici. Me encanta.

 

Desayunamos como Dios manda (“torrades”, embutidos, mermelada, zumo, café con leche) y salimos de Les Esglèsies: empezamos a subir, como no. Este tramo ya lo hicimos ayer de “premio”, pero después de descansar se hace mucho mejor.

 

La subida hacia Castellnou d’Avellanos es larga y sostenida. Unos 6 km. y 500 m. de desnivel. Se hace bastante bien. Al final dejamos la pista y cogemos un sendero dentro del bosque muy divertido. Llegamos al Coll d´Oli (1525 m.)

 

Desde allí empieza un descenso por un sendero fantástico, técnico pero rápido. De esos que te hacen ir atento a cada piedra, a cada raíz y anticiparte a cada curva. Al final, tras pasar la ermita del Coll, una trialera difícil y un tramo por la riera nos obligan a desmontar. Esta bajada he disfrutado como un enano.

 

Llegamos a la carretera que va hacia Torre de Cabdella y nos dirigimos, de nuevo en subida, hacia Espui (Control de paso nº 4). Este pequeño pueblo está sufriendo una transformación bestial. Aquí se está construyendo el famoso proyecto de estación de esquí-golf-resort Vall Fosca. Las nuevas edificaciones ya se hacen notar en el pueblo. ¿Desarrollo y una oportunidad para la gente del lugar? ¿Un atentado ecológico y una hipoteca de por vida para el territorio? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

Aquí empieza el temido ascenso al Coll del Triador (2138 m.). Son 12 km y 900 m. de desnivel. La subida es constante, sin descanso. Nos lo tomamos con calma, pero la subida se hace eterna. Aquí además de las piernas el coco es importante, porque después de más de una hora subiendo empieza a fallar. Personalmente acabo hasta el gorro de la subidita.

 

Cuando llegamos a la cima encontramos un cartel que marca el límite del Parque Nacional de Aigüestortes i Sant Maurici (zona periférica). Descansamos un poco, pero no mucho, porque a más de 2000 metros hace bastante frío y sopla el viento.

 

Los siguientes 20 kilómetros son de pista buena con varios sube-y-baja. Pasamos el Coll de la Portella que con sus 2268 m. es el "techo" de la ruta. Hay varias rampas durillas pero cortas, que a alguno se le atragantan. A mí me encanta y este tramo disfruto y lo hago rápido. Además el paisaje es espectacular y el ambiente de alta montaña muy especial.

 

Acaba con una rampa bestial que llega al Coll de la Creu de l´Eixol (2232 m.). Desde allí nos espera un vertiginoso descenso de unos 10 km. por las pistas de esquí de Espot. Bajamos muy rápido, por pista buena, y la temperatura sube rápidamente. Al llegar abajo tenemos el cuerpo dolorido y los frenos huelen a chamusquina (literalmente, es la primera vez que lo noto).

 

Llegamos al Alberg Les Daines (control nº 5), a los pies de la estación de esquí, nos zampamos unos bocatas como Dios manda y descansamos un rato. El final de etapa es por carretera hasta el pueblo de Espot.

 

Nos alojamos en el Hotel Roya, como señores. Es un hotel de 2 estrellas muy recomendable. La cena no mata pero acabamos con todo y a dormir, que mañana toca más.

 

 

3ª etapa: Sábado 14 de octubre.

Espot - Vielha. 75 km.

 

Hoy es el último día (si todo va bien, claro). Desayunamos a las 8 y antes de las 9 ya estamos pedaleando. Primero toca bajar unos 4 km por carretera. Odio empezar bajando, con frío, y además por carretera. Pero muy pronto empieza la subida hacia los pueblos de Jou y Son, fantásticos miradores sobre el valle.

 

Hasta Son todo es asfalto, pero aquí, tras sellar en el control nº 6 empieza un sendero precioso: el "Camí del Calvari". Recorre el bosque de La Mata de València, y a pesar del nombre no es ningún calvario, es divertido, rápido en algunos tramos y técnico en otros. Enlazamos con un tramo de camino, en subida, por supuesto, y llegamos al Bosc de Gerdar.

 

Este bosque merece mención aparte. Es frondoso y húmedo, y lo recorre un  sendero increíble. La organización de Pedals de Foc y la Dirección del Parque Nacional piden que este tramo se haga a pie, para evitar la ersosión del suelo y la degradación del entorno. Realmente es difícil saber si la medida está justificada, pero por las marcas del suelo queda claro que mucha gente hace caso omiso. Incluso hace poco ha pasado algún capullo derrapando. El tema de las prohibiciones es delicado, así que ... que cada cual decida qué debe hacer. Nosotros desmontamos en algunos tramos pero algún otro lo hicimos montados, a baja velocidad y con cuidado (la verdad es que es bastante largo para hacerlo todo pateando).

 

Al final llegamos al Refugio del Gerdar (control nº 7) y después a la carretera del Puerto de la Bonaigua, por donde descendemos hasta Sorpe. Desde allí descendemos por una húmeda y pedregosa trialera hasta Borén. Al final de la trialera Doménec se pega una castaña de las buenas. Es el único accidente de toda la ruta, y se salda sólo con un golpe y una pequeña herida en la espinilla. Lo peor es que al llegar a Borén tras un tramo de pista en bajada se da cuenta que en la caída ha perdido el cuentakilómetros-pulsómetro. Así que decide volver a subir a buscarlo, y por suerte lo encuentra.

 

Nos queda la última subida dura de la ruta, por Les Valls d´Àneu hasta Montgarri. Primero se sube por asfalto y luego por pista bastante buena. Son unos 25 km. y más de 600 m. de desnivel acumulado. Este recorrido ya lo conocemos, yo particularmente ya lo he hecho tres veces, tanto subiendo como bajando. Es un camino precioso, con tramos junto al río, otros por dentro del bosque, y tiene algunos llanos en los que recuperas fuerzas. Paramos a media subida y nos hacemos unos buenos bocatas (en Espot habíamos comprado pan, tomate y fuet).

 

Al llegar a Montgarri (control nº 8) parece la playa en agosto. Normal: un puente de cuatro días, buen tiempo y ... ¡¡¡ una pista forestal abierta al tráfico !!! Me pone de mala leche que dejen circular en coche por estos caminos, pero ya se sabe la importancia que tiene el turismo en la Val d´Aran.

En menos de 5 kilómetros nos hemos cruzado un montón de coches. Parecía una prueba de Todo-Terrenos. La mayoría al cruzarse con ciclistas reduce la velocidad, incluso alguno se detiene a un lado y nos deja pasar, lo que se agaradece. Pero siempre hay algún gili que se cruza contigo demasiado rápido a un palmo de tu codo. Me quedé con las ganas de dejarle a uno un recuerdo con la maneta de freno en el lateral del VW Touareg.

 

Desde Montgarri quedan unos 8 kilómetros hasta el Pla de Beret, con pista buena de subida y llano. Y desde el Pla de Beret sólo queda bajar hasta Vielha. El primer tramo nos depara una sorpresa: ha habido un desprendimiento que se ha llevado medio camino, y hay que pasar una tartera a pie. Finalmente enlazamos tramos de pista, camino, sendero y carretera, pasando por pueblos como Begergue, Gessa o Arties, y llegamos a la Oficina de Pedals de Foc en Vielha, donde sellamos por última vez el road-book.

 

Sólo queda lavar las bicis y volver a casa, bastante cansados pero muy contentos. Hemos sufrido y disfrutado mucho de la bici, de los caminos, de los paisajes, de la gente que hemos encontrado en la ruta.

 

Han sido 220 kilómetros, con unos 5.700 metros de desnivel, muy variados, duros y divertidos. Sin duda ésta es en su conjunto la mejor ruta que he hecho en bici en mi vida.

 

 

 

 


1 Comentarios
Enviado por Patrícia el lunes 13 de julio de 2009

“pedals de foc”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook